Concierto: Gonzalo del Val  Trío. Buscando la esencia

Concierto: Gonzalo del Val Trío. Buscando la esencia

Escrito por en la sección: Crónica de concierto · 20/03/2014 · Artistas mencionados: , ,

 Sin duda uno de los grandes aciertos de El Refugio Jazz Club es una programación muy cuidada y elaborada con mucho cariño y conocimiento de causa. El trío de Gonzalo del Val, uno de los grupos más interesantes del panorama jazzístico nacional, presentó el pasado 1 de febrero su álbum Three Generations. Son tres excelentes y experimentados músicos que van un paso más allá en la búsqueda de sonoridades y nuevas formas de expresión en su interpretación. Escucharlos resulta un auténtico placer para los buenos aficionados.

Gonzalo del Val Trío 06   Concierto: Gonzalo del Val  Trío. Buscando la esencia   Fotografía

Gonzalo del Val Trío-Marco Mezquida y David Mengual

Ficha del concierto

Crónica del concierto: Gonzalo del Val  Trío

Estoy seguro de que si alguien que no esté habituado a escuchar jazz, cayera por casualidad en un concierto de Gonzalo del Val Trío se daría cuenta enseguida de que aquello no es un concierto de jazz al uso o “normal” por decirlo de manera fácil. Y sin embargo, que nadie piense que se trata de una música de difícil digestión o solo para entendidos. La música del trío fluye de manera natural y muy atractiva incluso para oídos no demasiado habituados.

La actuación de Gonzalo del Val Trío se basa en tres presupuestos fundamentales: un indudable talento natural en cada uno de los tres componentes, muchas horas de trabajo y experimentación con sus respectivos instrumentos y una perfecta compenetración entre los tres intérpretes. Con esos ingredientes la música fluye de manera natural, libre y emocionante. No deja indiferente a nadie, atrapa y subyuga al espectador a poca sensibilidad que este tenga.

Gonzalo del Val Trío 05   Concierto: Gonzalo del Val  Trío. Buscando la esencia   Fotografía

Gonzalo del Val Trío-Gonzalo del Val

Gonzalo del Val, es un excelente baterista; dicho así, no es nada nuevo, hemos visto tocar a muy buenos bateristas y algunos de ellos en El Refugio, pero Gonzalo va un paso más allá. No solo es que tenga gran técnica, además de un impresionante sentido del ritmo, es que Gonzalo es un creador de sonidos, capaz de transmitir una base rítmica sobre la que se mueve el engranaje del trío sin ninguna fisura, de forma totalmente natural, como si no pudiera ser de otra manera.

Gonzalo del Val Trío 02   Concierto: Gonzalo del Val  Trío. Buscando la esencia   Fotografía

Gonzalo del Val Trío-David Mengual

Y David Mengual tampoco es una contrabajista al uso. Su digitación y su intensidad son asombrosas, y la interacción con sus compañeros, perfecta. Y por último qué decir de nuevo de Marco Mezquida. La promesa más firme del jazz español y pese a su juventud una figura ya consagrada. Sensibilidad, técnica y dominio del tiempo incluidos los silencios. Alternó su piano eléctrico con el acústico de la sala incluso tocándolos a la vez, el eléctrico con la derecha y el acústico con la izquierda, y pese a algunas deficiencias de sonido inevitables, nos volvió a dejar pegados en el asiento y con la boca abierta.

Gonzalo del Val Trío 03   Concierto: Gonzalo del Val  Trío. Buscando la esencia   Fotografía

Gonzalo del Val Trío-Marco Mezquida

Lo mismo se atreven con Pat Metheny, que con con Los Cuatro Muleros de Lorca, que con un tango como Malena o con las composiciones propias de Gonzalo, otra faceta en la que el batería demuestra su valía, como queda bien patente en ese impresionante Alone in Brooklyn.

Aquello termina por ser una fiesta de la música y un placer para el oído.

Gonzalo del Val Trío 04   Concierto: Gonzalo del Val  Trío. Buscando la esencia   Fotografía

Gonzalo del Val Trío-David Mengual

José Juan Pamblanco

José Juan Pamblanco

Hace bastantes años escuchó a Chet Baker cantando My funny Valentine y decidió que era mejor oír jazz que acudir a una consulta que empezara por "psi...". Desde entonces no para de ir a conciertos y escuchar discos y todavía no ha encontrado ese momento que tanto anda buscando; aunque se acerca.

Mándale un correo electrónico