RecomendaTK: Jaleo holandés, The BvR Flamenco Big Band

Comentario del álbum Jaleo holandés, The BvR Flamenco Big Band, liderada por Bernard Van Rossum.

Ficha del álbum

  • Fecha de grabación: septiembre 2014
  • Año de edición: 2014
  • Sello: Amstel records

Músicos

  • Bernard van Rossum, saxos, composición y arreglos
  • María Marín,voz, palmas
  • Pablo Martínez, voz, palmas, percusión, trombón
  • Jeff Heijne “el Finito”, guitarra española
  • Miguel Hiroshi, percusión, cajón
  • Gerhard Ohrnig, Bruno Calvo, Natanael Ramos, Evgeny Bondarev, trompetas
  • Jasper Van Damme, Miguel Ortega, Dani Torres, Fernando Sánchez, Bruno van der Haegen, saxos, flautas y clarinetes
  • Oliver Emitt, Lorenzo Lorenzoni, Alisa Klein, Haraldur Prastarson, trombones
  • Xavi Torres, piano
  • Marco Zenini, bajo
  • Joan Terol, batería

Temas

  1. A New Being
  2. El Último Tango
  3. El Viajero
  4. Camino Sin Ti
  5. El Caprichoso Pincel
  6. Acuarela

Desde los ya lejanos años sesenta en que Pedro Iturralde grabó sus legendarios discos de “Jazz Flamenco”, ha habido muchas tentativas de aproximación entre los dos estilos, tan alejados en su origen pero tan cercanos en espíritu. Los resultados, como no podía ser de otra manera, han sido variados y discutibles, desde los que se han limitado a juntar flamencos y jazzeros y que cada uno hiciera lo suyo, como si trataran de mezclar agua y aceite, hasta los que se han decantado por el lado más cómodo de la rumbita y el flamenquito facilón apto para todo tipo de oídos.

Pero también ha habido músicos que han tratado de ir más allá, explorando caminos comunes entre ambas vías y tratando de extraer sonoridades que pudieran combinar jazz con flamenco sin traicionar la esencia de ambos estilos (aun a riesgo de tener que soportar la reacción airada de los puristas recalcitrantes de uno y otro bando).

Pues el disco que nos ocupa se encuentra entre estos últimos intentos. Y la propuesta era en principio verdaderamente arriesgada. El saxofonista hispano-holandés Bernard van Rossum conoce bien ambos mundos. Se crió en España escuchando rock, jazz y flamenco y de esa amalgama ha sabido extraer lo mejor de cada parte. Pero trasladarlo a una grabación y además hacerlo en formato de big band, sin una poderosa casa de discos detrás o algún nombre consagrado que facilitara la concreción del proyecto, era un asunto muy comprometido.

Y la verdad es que van Rossum ha salido más que airoso del envite, porque este Jaleo Holandés es un disco verdaderamente brillante. Bernard se encargó de las composiciones, además de ensamblar todo el proyecto, en el que participan una veintena larga de músicos.

Desde el primer momento en que uno coloca el cedé en el reproductor la cosa promete. El tema que abre el disco, A New Being, con esa introducción de la percusión y la guitarra flamenca que van dando paso a la rutilante aparición de la orquesta en todo su esplendor, es ya un enganche para el oyente que a partir de ahí va a disfrutar de una sonoridad brillante, potente y fresca a lo largo de todo el álbum. Es el tema más propiamente jazzístico del disco en el que Bernard van Rossum ya aprovecha para dejar claro que ahí está él, con un solo muy potente.

Le sigue uno de los temas más deslumbrantes del disco, El último Tango, con la espléndida voz de la cantaora María Martín arropada por la big band que termina con ese precioso solo de guitarra flamenca absolutamente evocador. El resto de las composiciones del disco no le van a la zaga, con el espléndido El Viajero, en el que van Rossum aprovecha para lucirse con el soprano, y que cuenta con un solo de trombón con auténtico duende, o el no menos brillante El Caprichoso Pincel con su toque latino a cargo del pianista Xavi Torres.

En general, todo el disco está muy compensado; hay un gran equilibrio entre  los temas y se deja escuchar con muchísimo gusto. Decíamos antes que la propuesta era arriesgada y que Bernard van Rossum la supera con nota alta. Para conseguir algo así hacen falta, entre otras cosas, esfuerzo, conocimiento del terreno que se pisa y unas cuantas dosis de sensibilidad y buen gusto. Y la verdad es que este Jaleo Holandés tiene de todo eso a raudales.

Jaleo Holandés

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *