RecomendaTK: Make Someone Happy, Peidro & Busiakiewicz

Enric Peidro es una auténtica rara avis en el panorama de los saxofonistas contemporáneos. Mientras muchos de ellos se inscriben en corrientes cercanas al bop  o tratan simplemente de emular a Coltrane, terminando, en el mejor de los casos, como meros imitadores sin mucho que aportar (no hay página en internet que enseñe a ser un genio en ninguna disciplina, por mucho que busques en Google), Enric prefiere retomar el sonido y el estilo, mucho menos trillado en los últimos tiempos, de los grandes tenores de la época del swing como Hawkins, Webster, Young y algunos otros.

Y como nos confesaba en el programa que le dedicamos en Jazztk Podcast, esa elección fue prácticamente casual. Simplemente es la música que más ha escuchado y la que más le ha influido.  Y además es cosa muy de agradecer, porque después de aplicar ese bagaje para crear un sonido propio y personal, Peidro se embarca en proyectos con colegas con los que se entiende a la perfección y con los que recrea esa corriente del jazz tan atractiva, como pudimos comprobar hace algún tiempo en Alicante cuando disfrutamos del tributo a Gene Krupa que ofreció el Jeff Jerolamon’s Swing Thing, del que Enric es pilar fundamental.

En el álbum que nos ocupa Make Someone Happy, editado por su propio sello, Snibor Records, Enric Peidro recurre al formato de dúo acompañado por el excelente pianista británico Richard Busiakiewicz. Son cuatro temas grabados en directo en su ciudad natal, Alcoy, y tres en estudio en los que se recrea un ambiente de jazz clásico, verdaderamente acogedor, en el que Richard y Enric dialogan con fluidez, se apoyan mutuamente e interpretan una serie de temas clásicos, no demasiado conocidos salvo el caso de Body and Soul, en un disco de escucha absolutamente gozosa para el aficionado.

Desde las primeras notas de Make Someone Happy, el tema que abre el álbum y le da título, se ve por dónde van a ir los tiros. El dúo quiere hacernos felices y a fe que lo consigue. Enric despliega una paleta de colores variada y atractiva secundado por un pianista sobradamente experimentado como Busiakiewicz, tan certero en el acompañamiento como en los solos.

Resulta difícil destacar algún tema en un conjunto tan equilibrado, pero me quedo con esa delicia que es Body and Soul, tan bien interpretada y ese “Disorder at the Border” de Coleman Hawkins, pleno de swing y de garra, donde ambos músicos se lucen en un apabullante torrente de ritmo y buen gusto.

En resumen un disco para escuchar reposadamente una y otra vez paladeando todos sus matices. Lástima que no haya más iniciativas como ésta y que las que hay no tengan el eco que se merecen.

Ficha del álbum

Make someone happy enric peidro

Temas

  1. Make Someone Happy
  2. Robbin’s Nest
  3. Body and Soul
  4. I never Knew
  5. That’s All
  6. Disorder at the Border
  7. Blue and Sentimental

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *